Aquí se cocina sin gluten

La dieta sin gluten puede ostentar una cocina creativa, nutritiva y divertida sin embargo, todavía, existe desconocimiento de su manejo por gran parte de la hostelería lo que produce serias limitaciones de movimiento y relaciones sociales a los celíacos.

22 de enero de 2015

Sopa sin gluten

El otro día hacía mención especial recordando a todas esas personas que, por diversas circunstancias, no pueden acceder a los productos sin gluten. Así que, hoy, me he acordado de un truquito de mi madre para hacer sopa sin fideos. Está tan rica que la niña pide sopa de la yaya por que sí, que conste, esta sopa se llama sopa de la yaya.

Si queréis podéis ver, también, esta receta publicada en Chiquirecetas quienes me pidieron una colaboración y les presenté esta misma sopa pero con una introducción mas profunda con la que quise hacer ver, aprovechando que me acercaba a muchos lectores ajenos a nuestro problema, los sentimientos que tenemos toda madre que tenemos un hijo con intolerancias alimentarias.




Lo primero es preparar un buen caldo con ingredientes sabrosos y al gusto del consumidor. Obviamente, también teniendo en cuenta la capacidad digestiva del comensal pues cuando la niña era bebé esta sopa era mucho mas ligera predominando zanahorias y jamón york. En cambio ahora, la cargamos con mas fuerza con verduras como repollo y pimiento y huesos de jamón, morcillo.

Y si hay prisas incluso podéis utilizar un brick de caldo sin gluten que los hay riquísimos.



La carne y el jamón nos gusta hacerlo picadillo y echarlo, a modo picatostes, en la sopa. Pero utilizamos mas opciones como jamón york picadito o zanahoria.




Pero lo que sustituirá a los fideos es un huevo batido.




Ponemos a hervir el caldo colado y dejamos caer el huevo sobre él muy despacio a la vez que se remueve el caldo con un tenedor o varillas. 



¿Veis como no hacen falta fideos para hacer una sopa?



¡Y bien rica que está!



Hoy el tiempo nos pide a gritos algo calentito para el cuerpo así que aquí tenéis una buena propuesta

Espero que os guste,

Lourdes

19 de enero de 2015

Tartaletas saladas variadas

Vuelvo con una receta de lo mas sencilla y rápida que se puede adaptar para todos los gustos y, por qué no, a todas esas pequeñas sobras que nos quedan por la nevera.

¡Eso de tener, de fondo de congelador, masas de hojaldre me está resultando de lo mas provechoso!


Recuerdo, hace unos años, cuando veía en los blogs gluteneros recetas de este estilo y deseaba tenerlo tan fácil como ellos. Eso quedó atrás pero, he de reconocer el privilegio de poder acceder a este tipo de productos sin gluten en Madrid pues, sois muchos los que me abrís los ojos y comentáis que en vuestra ciudad o pueblo no está normalizado este acceso en los comercios. 

Y el problema se agrava si miramos a otros países con circunstancias de muy diversa índole y cuyos ciudadanos acceden a esta ventanita y ven nuestras posibilidades. No puedo evitar acordarme de ellos y debíeramos acordarnos mas, sobre todo, cuando nos quejamos tanto.



Ingredientes:

1 lámina de hojaldre sin gluten
Relleno al gusto (hice unos con bacon, otros con puerro y en el vídeo lo veréis con calabacín)
1 huevo
150 ml. de nata para cocinar
Una cucharada de almidón de maíz (maizena)
sal
Queso rallado (sin gluten)

Preparación:

1. La lámina de hojaldre la cortamos con un cortador en círculos y las ponemos sobre una base que les dé forma de cápsula. Podéis utilizar los moldes de magdalenas.

2. Rellenáis con el ingrediente deseado troceado y en crudo.

3. En una jarra batimos el huevo, nata, almidón y sal. Rellenamos las cápsulas con este preparado.

4. Espolvoreamos con queso rallado.

5. Horneamos a 170º unos 20 minutos. Vigilad que cada horno es un mundo.


¿Lo vemos en vídeo?




¿Qué?... Fácil ¿verdad? Me gustaría que me hiciérais propuestas de relleno que seguro que se os ocurren cosas que no había pensado y me encanta variar.




Espero que os guste,

Lourdes

15 de enero de 2015

Tortilla de berenjenas

Cada vez hago mas veces esta tortilla porque, por fín, mi family se va acercando mas a mi lado verdulero. Leí un artículo que explicaba que es totalmente normal la aversión de los niños hacia las verduras pues ellos funcionan por instinto y según el American Journal Clinical Nutrition es un mecanismo de defensa de las especies ante posible exposición a alimentos  tóxicos.

Curioso ¿verdad? así que, como yo, no os sintáis culpables que el problema no es que no los hemos sabido educar. Lo único que hay que hacer es tener las verduras muy presentes siempre en la mesa y ya se irán arrimando.





Si, además, se les hace colaborar en la preparación de los platos y se les hace ver lo preciosas y coloridas que son...




Preparación:

1. Si la piel es fina no pelo las berenjenas. Se lavan y se trocean en rodajas finas.

2. Se corta una cebolla en juliana y la ponemos en una sartén a freir con abundante aceite. Al minuto añadir la berenjena.

3. Mientras se frien a fuego moderado batir 3 huevos en un bol amplio.

4. Cuando esté todo bien frito se cuela, se sala, se pasa al bol con los huevos batidos y se mezcla bien.

5. Cuajar la tortilla de berenjenas en una sarten antiadherente con una gotita de aceite.

Nota: Si queréis una tortilla mas light podéis hacer la berenjena en el microondas.





Claro... siempre me dicen lo de: Harás también una tortilla de patatas ¿verdad? Y lo remata el bichito con: La mejor es la de la yaya.



Espero que os guste,

Lourdes

12 de enero de 2015

Aprovechamiento de restos navideños. Cooking Challenge

Seguimos, en este nuevo año, con nuestros desafíos, el de las amigas cooking challenge, que no paramos... ¡ni pararemos! Con lo que nos gusta el tinglado.

En esa ocasión nuestra Núria de CocinArte nos dijo, como hace 2 meses ya, que si le tocaba enero que quería, y con muy buen criterio, que debíamos aprovechar los restos de las comilonas navideñas.


Lo que mas me gusta, además de aprovechar las sobras, es crear un plato nuevo cuya presencia haga creer que no se ha hecho con restos y, por supuesto que esté muy rico.

Así que miré mi nevera y ví que albergaba un tupper de restos de cordero asado, una botella de cava abierta y con un 1/4 l. aproximadamente, unas uvas de nochevieja, unas naranjas.... Hummm.. y ¿si tiro de una lámina de hojaldre que tengo siempre de fondo de congelador?

Sí.. un Strudel de restos navideños.


Ingredientes para el Strudel:

2 cebollas
1 cucharada de miel
1 cucharada de aceite
Uvas
Cordero asado desmenuzado
Una lámina de hojaldre (en mi casa sin gluten)
sal

Preparación:

1. Cortar las cebollas en juliana y caramelizar a fuego lento en una sartén con el aceite. Cuando empiecen a dorar añadir la cucharada de miel para ayudar a su caramelización. Salar.

2. Extender la lámina de hojaldre y colocar en el centro una capa generosa de cebolla caramelizada (reservar un par de cucharadas para la salsa).

3. Encima de la cebolla colocar el cordero desmenuzado y, sobre él, las uvas previamente despepitadas, peladas y abiertas por la mitad.

4. Se cierra la masa de hojaldre en redondo, se pincha y se pinta con huevo.

5. Se hornea a 180º unos 30 minutos.




Ingredientes para la salsa:

3 naranjas
1/4 litro cava
2 cucharadas de cebolla caramelizada reservadas en la receta anterior.
sal y pimienta


Preparación:

1. Se exprimen las naranjas y se cuela el zumo en una cazuela pequeña que pondremos al fuego.

2. La pulpa de naranja que queda en el colador junto con la cebolla caramelizada y el cava se pasan bien por la batidora y se agrega a la cazuela.

3. Se salpimenta y se deja reducir a fuego lento.



Para acompañar hice unas patatas al vapor, en el microondas, que espolvoreé con sal y pimentón agridulce.

Y ahora toca hacer la recopilación de recetas de aprovechamiento que va a salir en el recorrido por los blogs de mis amigas que, ya veréis como, seguro sale algo digno de guardar como un tesoro.


Elvira de Los cerezos en flor
Rosa de Quocinando
Mercè de Cuina per a llaminers
Maragda de La Quinta de Luculus


Espero que os guste,

Lourdes

7 de enero de 2015

Tiramisú sin gluten

El tiramisú, por lo riquísimo que está, me parecía una buena opción para llevar como invitados. Sin embargo, considero que hay varias cosas que lo hacen poco práctico si se cocina para llevar.

Por un lado, es un postre sin cuerpo, blandito y se suele servir directamente de su envase ¿Llevarlo en un tupper? Qué poco elegante ¿no?


Por otro lado es un postre que se elabora con huevo en crudo y no quiero correr riesgos. En casa sabe uno que los huevos son frescos, que lo pones en la nevera recién elaborado pero un tiramisú que va a ir en coche donde va a romper la cadena de frío.. ufff.. Además que aunque sea lo mejor que se coma en la noche en cuantito alguno diga me duele la barriga ya se sabe donde apuntarán todos los dedos... ¡al tiramisú!

Así que el nivel de exigencias de mi tiramisú se eleva a: debe ser desmoldable, sin huevo, que quede bonito.




El Bizcocho. Como lo quería rápido no me rompí la cabeza y utilicé en el microondas.

Ingredientes:
3 huevos
1 envase de natillas Danone
1 envase de aceite de oliva
2 envases de azúcar
3 envases de harina 1 de maizena, 1 beiker y 1 Procelli (Vacié restos que tenía pero podéis utilizar la que queráis)
1 sobre de levadura de repostería

Preparación:

Se bate todo en una jarra grande y se vierte sobre un molde de silicona. 8 Minutos a potencia máxima en microondas. Se deja reposar un rato, se desmolda y se deja enfriar sobre una rejilla.





El Tiramisú. Curiosamente utilicé el mismo molde de silicona en el que había hecho el bizcocho pero, esta vez, lo forré bien con papel vegetal y procuré unas tiras de las que poder tirar para desmoldar el tiramisú.


Ingredientes:

1/2 bizcocho. aproximadamente, antes preparado y cortado en rebanadas de 1 cm.
1/2 l. de café bien cargadito
un chupito de Ron
150 grs. azúcar
1/2 l. nata vegetal para montar
2 tarrinas de mascarpone
6 hojas de gelatina
1/2 vaso de leche caliente
Cacao Puro Valor


Preparación:


- Se ponen a hidratar las láminas de gelatina.

- Mientras se pone en la amasadora la nata, el mascarpone y 100 grs. de azúcar. Lo ponemos en funcionamiento despacio.

- La gelatina ya hidratada se escurre bien y se añade a medio vaso de leche caliente donde se disuelve. Añadir muy despacio a la amasadora. Cuando estén todos los ingredientes integrados aumentamos la amasadora para que monte la preparación.

- En nuestro molde de silicona forrado con papel  vegetal ponemos una capa de bizcocho y lo mojamos bien con la mezcla de café, ron y 50 grs. de azúcar.

- Ponemos una capa generosa de la nata y mascarpone montados. Espolvoreamos con cacao puro.

- Preparamos otra capa igual y llevamos a la nevera.

- Son el sobrante de nata y mascarpone rellenamos una cubitera que tengamos con formas originales. En mi caso utilicé uno con forma de estrellas. Y se lleva al congelador.

- Se desmolda el tiramisú, se adorna con las estrellas que tenemos congeladas y espolvoreamos, de nuevo, con cacao puro.




Espero que os guste,

Lourdes

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...