Aquí se cocina sin gluten

La dieta sin gluten puede ostentar una cocina creativa, nutritiva y divertida sin embargo, todavía, existe desconocimiento de su manejo por gran parte de la hostelería lo que produce serias limitaciones de movimiento y relaciones sociales a los celíacos.

29 de septiembre de 2010

Stavanger (Noruega)

Despues de tener unas escalas aventureras en Gellesyt y Fläm llegó una escala mas tranquila para nosotros. Y digo para nosotros porque hubo quien se apuntó al sprint de subir al púlpito con el tiempo justísimo que da la escala.. Ufff. Nos dijeron que lo habían conseguido pero bajo un stress que nosotros no estábamos dispuestos a sufrir.

A medida que bajamos hacia el sur de Noruega vamos viendo los puertos mas grandes con poblaciones mas grandes y condiciones mas aceptables para vivir.

Se nota que la escala fue mas relajada, a pesar de que nos llovió, y por fín pudimos hacer la foto de la coronación que le hicimos al barco. Lo veis ¿verdad?.. Ahí está.. que se note que ahí van españoles.




Tuvimos un paseo muy agradable y nuestro hijo se vanagloriaba de ver tiendas como Zara ó Benetton... ¡¡lo echaba de menos!!. Ni que hubiéramos estado perdidos en la selva durante un mes.

Yo prefería seguir viendo entornos diferentes a lo que estoy acostumbrada como la Catedral de San Swithun de Stavanger.



Pasear por las calles tan pintorescas como ésta.




Las casas son de muchos colores variopintos y yo creo que es para dar un poquito de alegría a una población que se pasa la mayoría del año con nublados.



Nos llamó mucho la atención una biblioteca con mesitas en la calle a modo terraza de las cafeterías.



Y aprovechando que los noruegos entienden muy bien el inglés y el tema glutenfree nos metimos en una bombonería a tomar un café a la luz de las velas. Nos indicaron cuáles eran los bombones aptos y cogimos una muestra de varios sabores. Fue todo un lujo por lo ricos que estaban los bombones, por lo bien que nos sentó ese café mientras llovía fuera, por el ambiente tan acogedor que tenía el local lleno de velas encendidas.



Es una ciudad que subsiste gracias al petróleo y donde mas agusto se vive en Noruega pues es donde mas suaves están las temperaturas durante todo el año.




El próximo capítulo será el último y me dará pena terminar esta serie de relatos que me sirven de pequeño recordatorio y espero que sirvan para animaros a salir.



Post relacionados:



Lourdes.

26 de septiembre de 2010

Pan de patata y menta

La máquina de pan que tengo tiene unos añitos ya y, aunque ocupa su espacio, sí que la utilizo para hacer pan, hacer bizcocho y, otras veces, para cuajar una tortilla. Vamos que, creo que, la tengo bien amortizada.

Me he propuesto publicar recetas diferentes de pan con este aparato. No sé cuántas conseguiré pero me lo voy a proponer como un desafío y he comenzado con este pan de patata y menta.




Me hacen muchas consultas sobre la máquina del pan, que si se compra ó no se compra que si cual marca que si se rentabilizará. Hay muchas cuestiones que sólo se las puede responder uno mismo porque es el que sabe si le gusta liarse en la cocina ó no. Porque, como todas las máquinas, ayuda y facilita las cosas pero ponerse hay que ponerse y hay que investigar y hay que probar y hay que repetir y hay que programar y calcular los tiempos... ¿Estás dispuesto? Pues compratela. Pero si te rindes a la primera, si te parece pesado probar con ingredientes nuevos y piensas que con un mando a distancia la maquinita se pone a hacer el pan pues lo tuyo es otra cosa.
En cuanto a la marca todas funcionan de forma muy similar. Yo creo que lo único que varían es en la forma y el precio.

Hay unas normas básicas para todas que intentaré enumerar para aclarar un poco el uso de esta máquina:

1º) Olvidaros del número de la tecla ó tipo de programa. Lo importante es controlar los tiempos de los programas. Para un pan de molde usaremos el programa corto y para un pan tipo rústico el programa mas largo.

2º) La tecla de la temperatura se suele usar mas bien a criterio del gusto por el tostado que se desea. En realidad no varía mucho la temperatura en estas opciones.

3º) El orden para echar los ingredientes siempre debe ser: los líquidos primero y después los sólidos pero según el tipo de levadura que se usa varía el orden de la levadura, sal y azúcar:
  • Si se usa levadura de panadero ó levadura fresca entonces se echa ésta disuelta con el líquido y azúcar. La sal se echa lo último, despues de la harina.
  • Si se usa levadura en polvo ó seca entonces la sal va con los líquidos y sobre la harina y en último lugar la levadura y el azúcar.
Creo que es fácil pillarle el truco ¿no?: la levadura se lleva bien con el azúcar pero odia a la sal porque es su asesino.
Pan de patata y menta


Receta:

Ingredientes
Preparación
150 gr. de patata aprox.Cocer en un cazo con agua.
Dejar enfriar las patatas y pelar.
Patatas cocidas en paso anterior
400 ml leche
1 cucharadita de sal
Batir y echar en la cubeta de la panificadora
200 gr. harina de arroz
300 gr. harina Beiker
Hojas de menta troceadas
1 cucharadita de azúcar
1 sobre de levadura panificable
Añadir a la cubeta en el mismo orden que se indica.
Elegir un programa corto, el de 2 horas y temperatura media.






Temí que la menta produjera rechazo en los niños pero como veis disfrutaron mojándolo en huevo frito. Está riquísimo y se mantiene blando al día siguiente.

Espero que os guste. Lourdes.

22 de septiembre de 2010

Fläm (Noruega)

Siguiendo con el relato de nuestro crucero de este verano toca echar un ojito a lo que fué la escala de Fläm. En esta ocasión sí que pudo atracar el barco pero como veis en la foto el puerto se le queda pequeño.


La escala es muy fácil y con multitud de posibilidades para hacerla por libre así que en esta ocasión no contratamos excursión organizada por el barco. A nosotros nos gusta mas así porque hay que vérselas en otro idioma y la aventura es mas auténtica que si vas de la mano de un guía.
Como veis en la foto de arriba según se baja del barco nos encontramos con la estación del tren de mayor desnivel del mundo y que teníamos reservado por internet.
¿Veis unas lanchas? pues hacen safari por el fiordo y contratamos la excursión de una hora. Nos lo recomendó un forero de infocruceros, no sé si fue Guiro que fue quien mayormente nos resolvía las preguntas y fue, como ella dice, el conejillo de indias de este viaje y nos presentó en el foro un magnifico reportaje repleto de fotos. Nos aceptaron Visa, nos atendieron en inglés y, casi sin darnos cuenta entre risas, nos vimos de esta guisa y saludando a gente que quedaba en el nuestro gran crucero:



Hicimos un recorrido por el fiordo a una velocidad curiosa pero no pasamos en ningún momento miedo ó peligro. Sí que se notaba el frío y se agradecía que nos hubieran dejado las vestimentas apropiadas. El guía nos contaba en inglés y en medio español muchas curiosidades de la zona donde en verano es atractivo de multiaventureros y en invierno tiene una vida muy dura. Vimos un hotel en lo alto de la montaña donde sólo se podía acceder escalando y donde es difícil conseguir habitación, nos acercaron a cascadas y....



¡Vimos ballenas! Una variedad de los fiordos que son enanas y vienen a ser parecidas a los delfines. Tiramos un montón de fotos a ver si pillábamos alguna con la cámara pero no asomaban mucho y lo hacían muy rápido. Tengo un par de fotos pero tendría que aumentarlas mucho para que se viera algo y por eso no he puesto ninguna de las ballenas... ¡pero haberlas haylas! (como dirían en mi pueblo) Y las vimos.

Hay quien no quiere ó no se atreve a viajar con niños. De hecho yo me quejo mucho del trabajo que supone hacerlo pero obtengo caritas como ésta que son todo un premio para mí.



Despues de este recorrido fantástico, con parón de motor en medio del fiordo incluído y que se arregló purgándolo (el maromito que allá donde va es el manitas) llegamos con el tiempo justo de coger el tren que teniamos reservado hacia Myrdal. El tren es casi de obligado cumplimiento cogerlo allí lo que ocurrió es que la lancha dejó el listón muy alto y no resultó muy aventurero.




La reserva la hice por internet porque de esa forma nos asegurábamos cogerlo y también porque si conseguíamos ser un grupo de mas de 10 personas nos hacían descuento. Nos reunimos 14 personas a traves del foro antes mencionado. La reserva la hace la agencia de turismo de Fläm que atiende por mail en inglés y contestan muy rápido.
Cuando llegamos a nuestro vagón mirad lo que nos encontramos: ¡Mi nombre puesto en un cartel!




El otro grupo que estaba en el mismo vagón y que veis que está reservado por Planeta iban con guía pero no pudimos "pescarle" nada porque eran rusos. Pero vamos que por megafonía van avisando de las principales cascadas y paisajes que hay que ver en varios idiomas incluído el español.


Nos pararon a mitad de recorrido donde hay una cascada preciosa donde de repente empieza a sonar una música y...





¡¡Una brujaaaa!!



El regreso lo tuvimos muy apurado para ir a comer al barco tal como conté aquí pero volvimos a salir del barco a despejarnos. Lástima que en esta escala no había burguer king ó Macdonal para comer sin gluten (cosa que prometimos a la niña que cumpliríamos en alguna escala) pero los noruegos entienden muy bien el inglés y el tema del gluten así que pudimos tomarnos un helado riquísimo mientras paseabamos por Fläm.



Y.. hacia la próxima escala que contaré la próxima semana.


Post relacionados:




Lourdes.

19 de septiembre de 2010

Empanada de morcilla y pera

Ya lo sé ya.. esta empanada se ha hecho famosa a raiz de algún cursillo de cocina de thermomix y luego inundó la blogosfera. Pero comprended que yo no la había podido probar y que es ahora, cuando tengo superada la receta de la masa para empanadas, cuando por fín puedo degustar semejantes manjares. ¡Está riquísima!. Así que si todavía no has probado esta mezcla tan peculiar de morcilla y pera en una empanada no lo dejes pasar mas.




La masa es la que ya conocemos, la receta de Mónica Cortizas, la que utilizo para los espaguetis y empanadillas la que ya manejo a ojo y me tiene entusiasmada. No os preocupeis que os recuerdo la receta con sus cantidades e instrucciones.


Ingredientes
Preparación
150 gr. maizena
150 gr. leche en polvo
150 gr. almidón agrio de yuka
1 cucharadita goma xantana
Batir y dejar reservado.
Ésta es nuestra harina
2 huevos
4 cucharadas de aceite de girasol
Mezclar batiendo y reservar en otro bol
150 cc agua
4 cucharadas de almidón agrio de mandioca
Mezclar en frío y llevar a ebullición.
Hasta que se forme una masa que parece un chicle.
Echar el chicle en el bol que hemos preparado en segundo lugar y tenemos reservado y remover con una cuchara de madera hasta que esté bien integrado el "chicle", los huevos y el aceite.
Echar al mismo bol, poco a poco, nuestra harina que preparamos en primer lugar y vamos formando una masa y amasando hasta que podamos formar una bola mas o menos compacta. A mí me sobró harina. Esto depende del tamaño de los huevos y la evaporación de agua en la elaboración del "chicle"







Se deja reposar un poco la masa y luego separamos en dos mitades y estiramos para hacer la empanada. La verdad es que se estira bien con el rodillo. Lo hago sobre papel de cocina para poderla coger sin problemas y volcarla sobre el molde donde se hará la empanada.

El relleno lo hice sin seguir receta alguna. A ojo y con mi toque personal. Ni siquiera he comprobado si he sido fiel ó me he salido mucho de la receta original. Aunque no lo parezca carezco de tiempo, ja, ja.
No sé si se ve claro pero está primero la masa base, luego una capa de pera pelada y laminada, luego morcilla desmenuzada, a continuación cebolla rehogadita y unas hojas de menta.
Se espolvorea todo con canela. Se cierra la empanada, se pinta con huevo batido y al horno a 180º unos 40 minutos.




Sólo con verla me entran ganas de hacer otra ya mismo.

Espero que os guste. 
Lourdes

15 de septiembre de 2010

Hellesyt/Geiranger (Noruega)

Hasta ahora los dos relatos anteriores, en el avión y en el barco, estaban enfocados exclusivamente al tema de la alimentación de un celíaco. Pero, como no sólo de pan vive el hombre, no está nada mal contaros un poquito las escalas y lo que vimos ¿verdad?

Es un viaje precioso que recomiendo hacer. No es un viaje en plan descanso sino una paliza que se ve agravada si se viaja con niños. No me quejo, es lo que yo busco porque no sirvo para tirarme en una tumbona en el verano y el maromito es igual que yo. La vida en un crucero es muy intensa porque hay expectáculos, discotecas, bailes por la noche y.. por la mañana hay que madrugar para aprovechar el máximo de tiempo en las escalas. Si a mí me costaba levantarme... imaginaros encima tirar de los niños... el "¡venga vamos.. que nos tenemos que ir!". Era diario.

Bueno pues la primera escala en Noruega fue Hellesyt/Geiranger. El barco no puede atracar y, por tanto, se queda fondeando y nos baja en Hellesyt con sus barquitos ó tambien llamados tenders y nos acerca a la costa. Luego parte de Hellesyt y nos recoge, despues de la excursión, en Geiranger.


Es un recorrido que está declarado Patrimonio de la Humanidad y es que... verdaderamente te sientes en el paraíso.


Esta excursión la hicimos con el barco. Aunque siempre hay posibilidad, con trabajo previo, de prapararla por libre pero consideré que perderíamos de ver muchas cosas si lo hacíamos así. Es una escala difícil.



Todo es así... verde... cascadas.. montaña.. alguna lluvia.. temperatura agradable (primeros de agosto)



Las casas son típicas de madera y las iglesias tambien, suelen ser blancas (aunque las mas antiguas son rojas) y tienen el cementerio a su alrededor. Como es una zona de tornados vimos alguna iglesia sujeta con una especie de arnés para que no se desplazara de sitio. Curioso ¿verdad?




Otra curiosidad es que muchas casas y refugios tenían el tejado con vegetación. Nos contó el guía, un español afincado en Noruega, que hacían esas plantaciones para aislar mejor la vivienda del frío. Esos tejados tienen varias capas y deben soportar un peso que nos pareció increíble.




Hicimos senderismo hasta llegar al Glaciar Briskdal. No es un sendero difícil pero como voy con auténticos deportistas pues quisieron atajar por donde prácticamente subía "a cuatro patas" y me costó bastante... No es difícil ¿eh?.. que la nena de 7 años no veais como subía... lo que pasa es que yo no estoy en mi mejor momento físicamente. Hay un camino mas largo pero liso y libre de piedras y, además, se puede contratar unos cochecitos que hacían de taxi para subir a quien quisiera. En la bajada me sorprendí a mí misma dejando atrás a todo el mundo. Debe ser que ya me había picado el orgullo..ja, ja


Aquí nos dieron de comer y aunque veais Kafetería no penseis por un momento que el noruego es fácil. Nuestro guía nos contó que le estaba costando mucho aprenderlo. Lo que pasa es que los noruegos hablan casi a la perfección el inglés y es fácil entenderse con ellos en este idioma.




El salmón estaba buenísimo. Mirad el plato de mi hija... ¡casi pierdo la foto! Entendieron enseguida el tema sin gluten y no hubo problemas con su comida.




¡Ah!... Por supuesto vimos un troll... que el muy descuidado salió a curiosear y con la luz del sol se convirtió en piedra. Imaginad el ensusiamo de la nena... ¡¡no se atrevía a tocarlo!!.




Para volver allí (cosa que me encantaría) no hay que tirar la moneda a ninguna fuente. Allí es tradición hacer montoncitos de piedras e hicimos los deberes.

Por cierto... las carreteras son tremendas.. Muchas curvas de vértigo y en cada una de ellas el conductor del autobús tiene que demostrar su destreza y continuamente cederse el paso unos a otros.




Aquí estábamos llegando ya a Geiranger y vimos como nos estaba esperando nuestro barco. Íbamos mal de tiempo pero como la excursión es organizada por el barco pues no hay preocupación alguna y sabemos que nos espera sin problemas.

Qué lugares mas bonitos tenemos en este planeta... ¿por qué no lo cuidaremos?. Había senderos de cascadas por las que ya no caía agua y los glaciares habían disminuido su tamaño considerablemente... es para pensarlo un poquito ¿verdad?



Lourdes.


12 de septiembre de 2010

Pan de maíz con chile

Si os entusiasma la cocina seguro que os sentís identificados con esa necesidad de preparar platos nuevos, complicar las recetas, introducir ingredientes diferentes, curiosear en los restaurantes, ver programas de cocina, comprar libros de gastronomía, cacharritos.. cucharillas.... Apuntarse a cursos...¡Ah! y lo mejor, curiosear por la multitud de blog que se identifican con el mismo entusiasmo y de los que se aprende de forma infinita.

Además, cuánto mas aprendo, mas segura me siento a la hora de adaptar los platos para que sean sin gluten y también tengo mas seguridad a la hora de salir fuera porque sé mejor lo que se puede pedir y también lo que hay que preguntar sobre la elaboración de un plato.

Pero... es curioso que cuánto mas sé mas me doy cuenta de lo mucho que me queda por aprender.



Esta vez he aprendido, motivada por Lazy Blog, algo de cocina mexicana. Pillé la convocatoria un poco tarde, tras mi regreso de vacaciones, y surgió que se me ocurrió hacer una receta que ya estaba en la lista de presentados. Lazy Blog me comunicó que no hay ningún problema al respecto y que siempre es interesante saber como adapto los platos...¡¡Gracias, no sólo subiste mi ego sino el de muchos celíacos que desean ver interés en la cocina sin gluten!!.

Para vuestra información hice Mole poblano de pollo y consideré que si algún día viajamos a ese maravilloso país podríamos pedirlo para comer pues el único ingrediente de riesgo que encontré es el chocolate y estoy segura que en México se utiliza cacao puro y, por tanto, exento de gluten. Gustó mucho en mi casa y seguro que lo volveré a hacer.



En agradecimiento, yo tenía que hacer otro plato que no es mas original pero sí necesita de mayor adaptación.
Así que, cumpliendo con las bases publicadas en Lazy Blog para su concurso de Cocina Mexicana patrocinado por la Escuela de Cocina KITCHEN CLUB, esta es la receta que yo presento:






Pan de maíz con Chile



Receta:

Ingredientes

Preparación

140 gr. harina de maiz (Delines)

70 gr. Harina Beiker

Un sobre de levadura panificable

1 cebolla pequeña picada

2 chiles verdes frescos picados

4 cucharadas de aceite de girasol caliente

125 gr. granos de maíz de lata

225. ml. de nata de cocinar

2 huevos batidos

En un cuenco vamos echando los ingredientes en el mismo orden que está indicado.

Remover con una cuchara de madera hasta que esté bien mezclado todo.

Echar sobre un molde engrasado y hornear 180º unos 40 minutos.

En sus ingredientes lleva harina de trigo que yo sustituí por la harina Beiker pero puede valer cualquier harina sin gluten de las panificables (no vale de repostería).

Queda muy rico. Yo pensé que picaría mucho por el chile pero estaba equivocada pues tiene un toque justo de picante y acompaña muy bien con unos aperitivos y un vinito.



Espero que os guste. Lourdes.

9 de septiembre de 2010

Pastela marroquí - Cooking Challenge

Bueno... Pastela... ó Pastilla... ó Bastil-la Marroquí. El nombre es una evolución y adaptación fonética de la palabra inicial pastel porque, en definitiva, esta receta tiene origen español.





Actualmente es un plato típico de Marruecos para las fiestas y suele servirse especialmente en las bodas. Se elabora con finas capas de masa filo y el relleno más usual suele ser el pichón, aunque también se suele usar pollo.

El desafío de este mes fue idea de Núria que tenía muchas ganas de prepararlo y lo comunicó estando yo de vacaciones. Cuando volví me encontré con correos en los que mostraba su arrepentimiento pensando en mí porque sabe que la masa filo ó philo (ingrediente indispensable) me resultaría imposible de conseguir y por tanto una receta sin gluten muy complicada.... Ufff... ¡¡lo frené en seco!!. Llegué a tiempo para decir... ¡¡acepto el reto!!.

Ja, ja... ¿alguien piensa que me he matado amasando?... No.. Que vaaaa.... Y hasta me ha resultado muy fácil (y quiero que para los que buscáis recetas sin gluten también lo sea) este desafío que presento en tiempo y forma junto con mis compañeras de peleas y amigas: Maragda, Nuria, Elvira, Rosa, Mª. José, y Ly.


Al lío... la receta:

Es un pastel agridulce con varias capas: una de pollo preparado con especias, otra de huevo y otra de almendra. Lo preparé con obleas de arroz de la marca Blue Dragon (ésta es mi alternativa sin gluten). Y aunque luego os pongo, por partes, como se elabora cada capa he preparado un vídeo ilustrativo con las fotos del proceso porque me resultaba difícil una explicación clara y esta alternativa me pareció estupenda.



Primera capa:


Se montan capas de obleas como se ven en el vídeo, una capa de pollo troceado con sus especias, una oblea separadora de capas, otra capa con el huevo cuajado en el caldo, óblea separadora, almendra y cerramos el pastel.
Una vez cerrado el pastel con las obleas de arroz lo horneamos a 180º unos 30 minutos.
Se deja enfriar y pincelamos con miel. A continuación echamos azúcar y luego decoramos con canela, almendras y, en este caso, unas hojitas de menta.




Imagino que no pasa desapercibido el paño personalizado tan bonito que tengo ¿verdad?. No dejan de sorprenderme algunas personas con tanta capacidad de creación, que tienen tanto estilo diseñando y con esa capacidad innata para dibujar, imaginar, representar.
Este paño de cocina es obra de Rosa Marrero a quien podéis visitar en: La ventana abierta. Podéis encargar el dibujo personalizado que querais para imagen de vuestro blog, ó de vuestra empresa por ejemplo, ó para utilizar sobre sobre una camiseta, unos cojines, unas sábanas, un bolso... ¡¡lo que necesitéis para ese regalo único y exclusivo!!

Nosotras, las cooking, lo tenemos claro. La imagen de este paño será nuestro nuevo logo y nos acompañará, a partir de ahora, en nuestros desafíos.

Espero que os guste. Lourdes.

Ingredientes
Preparación
1/2 Kg. de pollo
1 cebolla troceada
Unos 80 cc. de aceite
Se sofríe todo junto en una cazuela.
cilantro
jengibre
pimienta
canela
cúrcuma
azafrán
sal y pimienta
Las especias suelen ser muy personales en cada casa marroquí.
Incluso suele haber toques secretos que no desvelan.
En cualquier caso, el cilantro y la canela suelen ser los que
se usan generosamente.
Agua hasta cubrir45 minutos de cocción.

Segunda capa:
Ingredientes
Preparación
Agua sobrante del pollo
3 huevos
Echar los huevos en el caldo y sin dejar de remover
reducir hasta que se quede pastoso.


Tercera capa:
Ingredientes
Preparación
100 gr. almendras tostadas
75 gr. azúcar
una cucharada agua azahar
Moler todo junto en la thermomix ó
batidora de vaso.

Montaje del plato:

4 de septiembre de 2010

Flores de Boda

¡¡Estamos de boda!!... Sí.. Se casa mi hermano pequeño.. que no es tan pequeño ni en altura ni en edad y que ya era hora de que se casara.

No os podeis imaginar lo que gano con esta boda.... la "cuñá" mas buena del mundo que va a ir guapísima y a quien deseo felicidad infinita.

Es tradición en nuestro pueblo (Zarza de Montánchez) preparar dulces de bodas y los más típicos son las flores. He de decir que lo intenté hace 4 años con maizena y fracasé... y eso que intentaron ayudarme unas expertas floreras "del lugar" pero claro.... era la primera vez que lo intentaban hacer sin gluten, e incluso desconocían la celiaquía y tuve que hablarles de ello así que... agradecí mucho su interés y ayuda.. No todo el mundo se lanza de primeras con algo desconocido.

Muchas veces es cuestión de paciencia y volver a probar de nuevo con otras harinas.. aunque a decir verdad... yo tenía totalmente olvidado mi hierro de flores en el trastero. Estoy acostumbrada a ver como las hacen en corrales y en peroles llenos de aceite y puestos sobre una lumbre.... ¿cómo lo hago yo con una vitrocerámica y una sartén?

Pues salen.. vamos si salen... y ¡¡riquísimas!!


 

La clave principal me la dió Storch con sus flores manchegas y es que la harina ideal es la de Schär Dolci. Pero hay tambien mas claves que voy a intentar desvelaros.

La primera clave y fundamental es que el hierro debe hacerse... Como lo leeis. Un hierro que se usa por primera vez no funciona bien. Hay que tenerle totalmente sumergido en aceite a mucha temperatura y bastante tiempo... y aún así.. es posible que las dos primeras flores haya que despegarlas y tirarlas.

El hierro, una vez usado, no se debe lavar con agua y jabón. Simplemente secarlo con un papel y guardarlo envuelto en papel albal. La siguiente vez funcionará desde la primera flor.

La receta es muy antigua y las medidas te las dan, las abuelas, en cascaras de huevo... ufff.. Yo suelo hacer la masa a ojo. Pero no os preocupeis que os doy las medidas.

Yo batí: 2 huevos, 150 ml. leche, 100 harina Schär Dolci.

Se deja reposar mientras se calienta el aceite con el hierro de flores dentro.

Y cuando tenemos el aceite caliente se saca el molde y se mete en la masa sin cubrirlo e inmediatamente al aceite otra vez sin que toque el fondo. Es sorprendente como se suelta enseguida la flor.

Una vez hecha se saca y se espolvorea con azúcar.




Mis apreciaciones particulares:
- En mi pueblo utilizan aceite virgen de oliva para hacerlas pero si no se comen en unos días se enrancian. A mí me parecen mas suaves de sabor y además no enrancian haciéndolas con aceite de girasol.
- Caliento el aceite al máximo pero cuando estoy haciendo las flores bajo un poco el fuego. Un par de puntos en la vitro.
- Según mi experiencia en casa: en una sartén no cubre suficientemente de aceite el hierro, en el wok no coge la temperatura idónea el aceite.. al final.. recurrí a una cazuela con fondo thermodifusor.

Por cierto... ¡Vívan los novios!

Espero que os guste. Lourdes.

1 de septiembre de 2010

MSC Orchestra. Crucero sin gluten... con matices.

Hemos hecho un crucero maravilloso, por lugares maravillosos y en un barco maravilloso. No estaba en nuestros planes hacer los Fiordos Noruegos este verano pero surgió la posibilidad y cuando llamé a la naviera me recomendaron unos cuantos barcos por estar certificados por la Asociación de Celíacos Italiana, y éste, el Orchestra es uno de ellos.
Qué espectáculo ¿verdad?. Esta foto la hice mientras nos alejábamos de él en un ténder que nos acercaba a la costa de Hellesyt.




La verdad es que está pensado para que puedan ir celíacos en él... sí.. Y de hecho ví muchos celíacos a bordo. En el restaurante funciona a la perfección pero es fuera del restaurante donde surgen problemas. Os voy a contar todo... lo bueno y lo malo. Y en el momento de la publicación de este post invito, mediante mail, a MSC y AIC (Asociación Italiana de Celíacos) a leerlo para que tengan conocimiento y.... ójala tengan a bien considerar mis matices.

El desayuno:

Este es el típico plato sin gluten que nos ponían para la niña. Está muy bien porque, además, podia tomar huevos revueltos... y salmón.. y frutas. Sólo faltaba un cacao apto para la leche pero yo llevaba los famosos sobrecitos de Nesquik.




Comiendo y cenando:

Nos daban la carta especial sin gluten. En inglés ó en italiano... cada día nos tocaba a suerte el idioma. En español no la tienen pero los camareros solían ayudarnos con la elección... bueno... no siempre porque como eran de diferentes nacionalidades pues a veces traducíamos mejor nosotros.



Siempre había un entrante a modo de ensalada que en este caso que veis es melón con jamón. Primer plato siempre había una pasta ó un risotto... eso sí.. cada día diferentes y no se repitió la receta ningún día.





De segundo siempre había un pescado ó carne y lo mismo... nunca se repitió la receta y lo mas sorprendente para un celíaco... ¡se acompañaban de salsas y se atreven con los guisos!






Los postres:

La bimba (así la llamaba una amiguita italiana que hizo en el barco) siempre pedía de postre helado de nata ó vainilla... yo creo que se ha acostumbrado a que es lo que puede pedir en los restaurantes.


Pero por la noche.... teníamos un camarero fijo y nos tocó un encanto de hombre llamado Itamar, de nacionalidad brasileña y con el que nos entendíamos bastante mejor que con otros camareros. Y... aunque la niña no lo pedía... nos traía los postres sin gluten para que los disfrutara y teníais que ver los ojos de la nena.... ¿eso puedo mamá?. Muchas gracias Itamar.







La noche de gala se hizo menú y tarta especial. Los camareros salen, a modo espectáculo, con sendas tartas que emiten fuego del centro. Se nos acercó Itamar y nos dijo... la tarta de esta noche es para todos igual y es sin gluten... ¡¡qué detalle!!


Estaba buenísima.. ummmm




Por el barco:


Por el barco pues tomamos los cocteles y mojitos... ¡cómo no!. En la Piscina había una heladería que llamaba mucho la atención pero... (empezaron los problemillas) no había ninguno apto y al preguntar al camarero.... sólo se limitó a decir que no eran aptos... pero... ¿en algún sitio del barco los hay?... No saben.. se encogen de hombros...





Buscas al encargado (que no es fácil) y no nos entiende... probemos con el inglés... ummm en inglés nos dice que en la cubierta 6. Vale.. nos recorrimos cubierta 6 de proa a popa (un verdadero paseo dadas las dimensiones del barquito) y nada... no vemos nada... volvemos a cubierta 13 al lado de la piscina y buscamos al encargado que nos envió a la cubierta 6 mientras repasamos mentalmente como preguntarle para que nos entienda... uffff

Vale... indicaciones mas específicas, cubierta 6 en bar Zafiro.






Los matices... ummmm... no nos engañemos...¡las quejas!:


Llevamos 7 años con el problema de la celiaquía. Somos de los que desde el principio decidimos que seguiríamos saliendo y lucharíamos para que nuestra niña sintiera que no hay problema pero.... jamás había oído decir al maromito que le dolía la cabeza de decir tantas veces Gluten-free.... y jamás había oído a mi niña decir que lo suyo es muy grave por los problemas que causa.

¿Qué pasó?... Esquematizo:

- Al ser un barco de tremendas dimensiones y con idiomas diferentes al nuestro. No llegan a conocerte y a entablar familiaridad como ocurre aqui, y por tanto.. cada día y día tras día... hay que explicar de nuevo que la niña es celíaca.

- Los horarios de comidas están pensados para los nórdicos. Entrábamos a comer a las 12:30 y teníamos el turno de cena de las 20:30. En ese intervalo de horas... nada de nada. Nos decían... ¡¡te puedes poner hasta arriba!!.. A ver... a aquellos que nos decían eso.. ¡almas cándidas!... Hasta arriba se ponían ellos que el buffet lo tenían abierto hasta las 15:30 y a continuación lo abrían con la "tarde del té" y lo llenaban de tartas y pastas... ¡toda una invasión de gluten del que teníamos que huir!. Nosotros teníamos un vacío de posibilidades para comer de 14:00 horas (cierre del restaurante) hasta las 20:30 hora de la cena.

- Nos ocurrió que llegamos tarde un día a comer. Concretamente fue el día de Fläm que subimos en el legendario tren de mayor desnivel del mundo y el regreso lo tuvimos apurado. Corrimos... nos apuramos mucho y cuando llegamos... El restaurante estaba cerrado (eran las 14:30) y en el buffet y a nuestra petición de hacer algo a la niña la respuesta es muy contundente... NO.

Le cogí en el buffet lo que consideré de menor riesgo para que comiera. Aquí lo veis.. unos garbanzos cocidos, unas patatas y un trozo de redondo asado.



Y todavía.... nos dice un encargadp de camareros que en el buffet hay contaminación cruzada... ¡¡¡aggg!!!.... ¿quería hacerme sentir culpable? ¿acaso no conozco la mierrrr (perdón.. y para los que usen traductor.. quise decir mierda y perdón de nuevo) de la contaminación cruzada?... ¿qué debía hacer... dejarla sin comer? Y a nuestra nueva petición, ante este comentario, de que la hicieran algo... se repitió el ¡NO!.. La cocina está cerrada... y las respectivas disculpas que ... todavía no he aceptado y tengo atragantadas... lo siento... no lo entiendo. ¡Es una niña!.

Pusimos una reclamación en recepción... que en ningún caso nos dejan ponerla por escrito sino que intentan ser amables y resolverlo. No había nadie que hablara español y tuvieron que buscarlo... ante una reclamación y con tanto que decir... ni el italiano, ni el francés y ni el inglés (que los tres entendíamos pero incapaces de hablarlo con soltura) nos daban para decir todo lo que teníamos que decir.
Al día siguiente nos llegaba la respuesta a nuestro camarote por escrito. Muy conciso... muy claro y tajante: Comida gluten-free sólo disponible en el restaurante. Así... sin mas.


- Llegó el día de la partida y pedimos picnic para la niña y de nuevo obtuvimos como respuesta el NO. Yo no daba crédito.. de verdad que eso no pasa en otro crucero ya mencionado en un enlace anterior, crucero que no está tan preparado para el tema sin gluten pero jamás obtienes un NO y todo son atenciones. Intenté explicar que no lo pedía para mí... que lo pedía para la niña, celíaca, y que no sabíamos si tendría algo en el avión y en el aeropuerto... NO y de nuevo disculpas.

Ley de Murphy que cancelaron el vuelo y estuvimos todo el día en el aeropuerto sin comer (enlace al relato). Al día siguiente les dije lo que había pasado y que por favor nos dieran picnic... NO. Vale pues nada... dame un par de panecillos senza glutine y prosciutto (ya mencionaba lo que quería en italiano sin darme cuenta), y cuando lo tuve lo guardé en la mochila en una bolsa de plástico porque tampoco quisieron darme servilleta de papel para envolverlo... claro... ¡¡qué rabia me dá verme obligada a hacerlo así!!.

Creo que los camareros lo pasaban mal y estaban obligados a la negativa... y acceder a los encargados era difícil y no se mostraban dispuestos.... Quiero entender que es la normativa del barco pero no la encuentro en absoluto justificada en el caso de los celíacos negarle comer... que en definitiva es lo que hicieron.


Espero que este relato no os frene para salir. Hay que salir y lo que no sale bien hay que reclamarlo y contarlo... ¡Es la manera de mejorar las cosas!. Creo que MSC ha hecho un esfuerzo de preocupación por los celíacos y ha conseguido unos menús sin gluten estupendos pero.... la limitación a "sólo en el restaurante" deja muchas horas al descubierto, sin nada que comer y... lo que es peor... viendo como los demás comen en el buffet, en la hora del té el montón de pasteles que hay, los canapés que servían a media noche, pizzería, buffet de gala....

He pedido a mi marido que leyera este post para que opinara y me corrigiera y su respuesta ha sido... Está tal cual... ni exageras y ni te quedas corta... No añades cosecha propia... El relato es fiel a lo que hay de verdad.


Espero que os guste el relato. Lourdes.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...