Leer receta

Colines Sin Gluten

Muy fáciles de hacer
Leer receta

Magdalenas sin gluten

Una receta básica y sus trucos
Leer receta

Pan de molde sin gluten

El favorito para las meriendas
Leer receta

Pan Sin gluten

Simplemente debes cogerle el truquillo
Leer receta

Tarta de queso sin gluten

Esta es mi favorita
Leer receta

Galletas de maiz y naranja

Galletas!!! Puedes hacerlas de mil maneras
Leer receta

Tarta mousse de albarillos

Sin horno y con cualquier fruta puedes hacer esta tarta

lunes, septiembre 28, 2015

Cookies de avena #singluten con copos de cereales

Ya hace tiempo escribí un post, gracias a un amigo químico y especialista en alimentación, en el que explicaba QUE ES EL GLUTEN. En ese post os cuento como, erróneamente, decimos que el gluten es lo que hace daño a los celíacos cuando la realidad es que lo que hace daño es la prolamina que forma parte del gluten de ciertos cereales.

En el caso de la avena, la prolamina que lo compone es la AVENINA y está presente en el 16% de su gluten. Un porcentaje muy bajo que llevó a los científicos a estudiar si realmente esto podía tener la incidencia que se creía en los celíacos. 

Se descubre con estos estudios que no es problema para los celíacos su consumo. El problema, y por eso se creyó que era dañino su consumo en su día, es la contaminación  con trigo o centeno que sufre en su producción.

El uso de la avena mejora mucho las expectativas para los celíacos porque con ella se consiguen panes y dulces mucho mas ricos en sabor y en propiedades nutritivas. Así que comienza una nueva era, comienza a controlarse el cultivo de avena y ya... tenemos avena apta para celiacos en el mercado.





Y enseguida notaron el sabor mis hijos... ¡Ambos!... ¡¡Todos!! Es como si nos hubieran regalado vida y, a partir de ahora, en la medida que pueda porque todavía no es muy fácil de encontrar, habrá avena en esta casa.

Eso sí... sin desaprender lo aprendido en esta vida celíaca que es: 

Hemos perdido el trigo pero hemos aprendido a cocinar con muchos cereales que antes no utilizábamos, por lo que nuestra nutrición está, en definitiva, muuuuucho mas enriquecida.




Ingredientes:

100 gr. mantequilla
100 grs. azucar moreno
1 huevo
1/2 cucharadita de esencia de vainilla
60 grs. harina de avena sin gluten
60 grs. harina de almendra
60 grs. harina Schar Dolci
1/2 cucharadita de levadura de repostería
50 grs. de cereales sin gluten de Nestlé


Preparación:

1. En la amasadora y con varillas empezar batiendo la mantequilla. Cuando esté hecha crema añadimos el azucar moreno y dejamos batiendo hasta que doble el volúmen.

2. Añadir el huevo batido despacito y la vainilla. Batir hasta que se integre.

3. Cambiar, en la amasadora, las varillas de batir por los ganchos de amasar.

4. Añadir poco a poco las harinas (los cereales de desayuno NO) previamente mezcladas. Debemos ver que queda una masa compacta. Si se hace migas es que el huevo era muy pequeño así que añadir una gotina de leche y si se queda blando pues el huevo era grande así que añadir un poquino de harina. Pero vamos, que poco hay que arreglar arriba o abajo.

5. En el último momento añadir los cereales y mezclar batiendo despacio medio minuto. Lo justo para que se integren en la masa pero no se rompan. Así nos los encontramos al comer las cookies.

6. Hacer bolas del tamaño que se deseen (en EEUU son gigantes, aquí las hacemos mas pequeñas). Ponerlas en un tupper tapado con film y llevarlo a la nevera mínimo 2 horas.

7. Precalentar el horno a 180º. Mientras colocar las bolas que tenemos en la nevera en la bandeja de horno bien separadas entre ellas y hornear unos 15 minutos. Veremos en ese tiempo como se van achatando y formando las típicas cookies.






Espero que os guste,

Lourdes


Seguir leyendo

jueves, septiembre 24, 2015

Sopa de patata extremeña

Esta sopa se hace "asín" porque así lo hacía mi abuela, así lo sigue haciendo mi madre y yo me siento incapaz de versionarla, como hago con la mayoría de las recetas, por un respeto innato que me produce.

Porque cuando las personas queridas se van nos quedan sus recuerdos y esos recuerdos no se pueden tocar.





  Ingredientes:

1/4 de pimiento rojo
1/2 cebolla
1 diente de ajo
Sal
2 patatas
Pimentón de La Vera
Pan del día anterior (notas sobre el pan sin gluten al final del post)
Cominos
Agua
Aove (aceite de oliva virgen extra)

Preparación:

1. Cortamos, sobre una tabla de cortar, la cebolla en juliana y el pimiento en tiras. Lo echamos a pochar en un perol con el fondo bien cubierto de aceite de oliva virgen extra.

2. Mientras, vamos pelando las patatas, lavamos y cortamos en gajos. Añadimos al perol para que sofría con el pimiento y cebolla. Removemos bien.

3. Echamos una cucharada de pimentón dulce de La Vera, removemos y rápidamente añadimos el agua para que no se queme el pimentón.

4. Dejamos que vaya calentándose y mientras machamos el ajo con la sal en un mortero. Hay quién macha también el comino pero a mí me gusta encontrarlo en grano en la sopa. Añadimos el "machao" y el comino al perol.

5. Dejamos hervir unos 20 minutos. Comprobamos que la patata está blanda.

6. Mientras hierve nuestra sopa preparamos en un plato (o fuente dependiendo de la cantidad que hagamos) el pan "migao" y sobre él servimos la sopa momentos antes de servir en la mesa.





Notas si usas pan sin gluten, como yo, para esta receta:

En la receta original, como bien habéis visto, se utiliza pan del día anterior sin embargo, si es sin gluten, mi consejo es que lo hagáis de una de estas dos maneras que os progongo:

Bien utilizar pan del día hecho por nosotros y que nos guste. Yo utilicé la versión de pan rápido en piréx que enlazo que cada vez me sale mejor y, además, utilicé la marca de harina Celibene y me gustó mucho el resultado.

O, si decides utilizar pan sin gluten que se ha quedado duro entonces recomiendo echar el pan al perol junto con las patatas para que se rehogue y cueza en el caldo también.




Un dato: Suele acompañarse con higos frescos, uvas y aceitunas "aliñás" al estilo extremeño, es decir con pimentón de La Vera, orégano y aceite de oliva virgen extra.


Espero que os guste,


Lourdes

Seguir leyendo

lunes, septiembre 21, 2015

Hecho con mermelada. Cooking Challenge

Aunque muchos ya conocéis de sobra quienes somos las Cooking Challenge os cuento, sobre todo para los nuevos lectores de este blog, que somos un grupo de amigas, que geográficamente estamos muy distanciadas unas de las otras y eso como que nos da igual... ¡No nos afecta a nuestra unión! Somos diferentes, muuuuuy diferentes, pero tenemos en común lo mas importante que se debe tener en cualquier relación y es el respeto de unas a otras. Jamás nos hemos cuestionado nuestro quehacer y da igual como escriba o fotografía cualquiera de las demás que para nosotras siempre será maravillosa y... ojito si alguien se mete con alguna de las Cooking ¿Eeeeeh? ¡Que las demás sacamos uñas! jaaaa

¡Ah! ¡Tenemos otra cosa en común! Todas somos mujeres megasuperocupadísimas pero nos apretamos mas nuestra agenda y hemos adquirido el compromiso de retarnos una vez al mes con un tema... ¡El que se le ocurra a una! 

Así que un buen día, la niña del grupo Mercè del blog Cuina per llaminers dijo.... ¡Mermelada! Y las demás.... ¡Aaaamén!



He preparado algo muy sencillito porque me pilló con el horno medio estropeado, vamos no le pasaba gran cosa pero se le salió la goma y hasta que encontré repuesto... uffff. Así que recurrí a algo que espero se convierta en vuestro recurso para tener un dulce rápido para esa visita inesperada o... ¡para ese antojo!

Lo primero es tener una buena mermelada y nada como una casera que yo suelo hacer en verano, embotar y hacer el vacío. Aunque en este caso fue hacerla y utilizarla.

Preparación de la mermelada

Lo preparé con arándanos y moras.

El peso en fruta, debe ser igual al peso de azúcar (yo utilicé moreno) y el zumo de un limón. todo eso va a una cazuela y con mucha paciencia a fuego medio lo vamos removiendo hasta que vemos el aspecto gelatinoso. (mínimo 30 minutos)




Preparación de tartitas de mermelada

Utilicé obleas de empanadillas sin gluten de la marca Adpan.

Se estiran un poquito con un rodillo, se cortan con un cortador redondo de galletas ondulado. El sobrante se une y se estira de nuevo y se corta con un cortador en forma de mariposa.

Los cortes redondos se disponen en moldes de magdalenas, se pinchan con un tenedor y se llenan de garbanzos. Se hornean unos 10 minutos. Como no disponía del horno utilicé para hornearlas por partes la pacificadora.

Las mariposas se hornean también el mismo tiempo.

Una vez fríos los moldes se rellenan con la mermelada que mas nos guste, se decora con una mariposa encima y se espolvorea con azúcar glasé.

Sencillo, rápido, limpio y... ¡rico!



La vida es breve y debemos buscar estos momentos de capricho, descansa, risas... Y nada como con unas buenas amigas que espero que visitéis en sus blogs a ver sus propuestas.

Elvira de Los cerezos en flor
Rosa de Quocinando
Mercè de Cuina per a llaminers
Maragda de La Quinta de Luculus

Yo... ya me he puesto mi café,





Espero que os guste,

Lourdes
Seguir leyendo

jueves, septiembre 17, 2015

Gouda rebozado by NuriaChef

No sé si habéis visto el video que circula por facebook, e imagino que por otras redes sociales, donde presentan una receta de queso rebozado en chuches naranjas. De esos de los que yo paso y ni presto atención porque no me seduce la idea para nada.

Pero un buen día me viene el mayor, a la pequeña no le dejo estar en rrss todavía, y me dice.... ¡Quiero esto! Y me enseña el vídeo ignorando que lo había visto como 20 veces compartido por las redes. ¡Pero miraaa! Me insistió.

Mi respuesta fué: Esa "guarrerida" la hacéis vosotros.


La niña toda dispuesta ella, me dice... ¡Pero si es muy fácil! ¡Se hace con Risketos y son sin gluten! Pero no sé que queso se puede usar y si tiene gluten.

¡Manda narices! No controla el tema del gluten en los quesos y en cambio controla tooodas las chuches. Permitidme un momento de "modo on madre resoplando" y continúo con el post.



A ver... Los quesos tradicionales, sean españoles o de fuera, son por naturaleza sin gluten todos. ¿Con cuales hay que tener cuidado? Con los quesos que han sido fundidos para elaborar otra forma de presentación para consumo como por ejemplo: el queso en lonchas, en tarrinas de untar... También los quesos rallados que se compran en bolsas deben ser revisados en su etiquetado por si acaso han añadido algo para su conservación.

¿Creéis que me prestó atención? Porque a mi me da que se conformó con ver que le había comprado el queso y los risketos.



Elaboración paso a paso:

1. Cortar el queso Gouda en trozos, mas o menos, que sean barritas.

2. Pasar los trozos de queso por harina de arroz. (Confieso en este punto que no me quedaba harina de arroz y utilizamos harina Beiker sin gluten)

3. Poner los Risketos en un baso de batidora y convertirlo en "harina" mas o menos fina. No hace falta que sea muy fina.

4. Pasar los trozos de queso enharinados por huevo batido y por la "harina" de Risketos.

5. Llevar a la nevera al menos durante una hora.


6. Calentar un buen aceite en una sartén y freír los trozos de queso rebozados.

Es importante que el aceite esté bien caliente y freir en poco tiempo si no queremos que el queso se funda estando en la sartén y hagamos un batiburrillo

Servimos con alguna salsa de acompañamiento. La que mas os guste.



Y, según mis hijos, esto se come con la mano y se disfruta haciendo esta "guarrerida"... o ¿Será que me estoy haciendo mayor? No contestéis a esto por favor.





Espero que os guste,

Lourdes
Seguir leyendo

lunes, septiembre 14, 2015

Tempura de verduras #singluten

Parece que asociamos las frituras a comida que no es sana ¿verdad? Pues no es verdad. Lo que no es sano es freír sin saber como hacerlo y en aceites malos.

Una buena fritura requiere de varias premisas:
  1. Utilizar un buen aceite. Un buen aceite es aquel que puede alcanzar altas temperaturas sin volverse tóxico y, además, es nutricionalmente beneficioso su consumo. ¿Hace falta decir que hablo del aceite de oliva virgen extra?
  2. Freír poco tiempo y a alta temperatura. Con ello conseguimos un resultado crujiente y los alimentos absorben menos aceite.




Como veis mis verduras están en un cucurucho de papel y no se ve ni "gotina" de grasa. Además, presentado de esta manera tenemos unas verduritas sanas y ricas como snacks.

Pude hacer esta foto porque había otro cucurucho en las manos de los curiosos que me rondan siempre por la cocina y que son mis peculiares ladrones. Sí... es algo inaudito, voy llenando un plato según voy friendo y a la que vuelvo está medio vacío.


Verduras que utilicé:

100 grs de pimiento rojo
100 grs. de zanahoria
55 grs. de puerro
150 grs. de calabacín
50 grs. de pimiento verde

(Que conste que hice un esfuerzo por pesarlas para contar lo que corté porque yo siempre lo hago a ojo y con lo que tenga en ese momento en la nevera)


Ingredientes para la tempura:

1 yema de huevo
50 grs. de harina de arroz
4 grs. de sal
100 grs. de Casera (Gaseosa) bien fría

(Parece poco para la cantidad de verduras que indico pero da suficiente)

Preparación:

1. Mezclar, a mano con un tenedor mismo, los ingredientes en un bol grande. No hace falta ser enérgico e insistir. Basta simplemente mezclar. Llevar al congelador los 10 minutitos que tardamos mientras cortamos las verduras y ponemos el aceite a calentar.

2. Cuando el aceite está bien caliente vamos introduciendo las verduras por grupos en el bol de la tempura, removemos y vamos haciendo en el aceite en pequeños grupitos.

3. Los sacamos y vamos disponiendo en una fuente con papel absorbente para que coja el poco aceite que llevará la verdura.






Notas:

  • Hay quién usa la clara en vez de la yema pero como yo se lo he visto hacer con yema a un japonés pues que queréis que os diga... ellos saben mas de tempura que nosotros.
  • Recuerda los trucos para que salgan crujientes: Casera muy, muy fría, aceite muy, muy caliente y poco tiempo de fritura.


Espero que os guste,

Lourdes
Seguir leyendo

jueves, septiembre 10, 2015

Levaduras

Tener claro lo que es la levadura y distinguir entre levadura natural y química es muy fácil pero si nunca nos lo han contado pues no es tan fácil ¿verdad?

Partiendo de esto ¿Cómo vamos a saber cuando utilizar una u otra? Y... ¿Por qué?

Intentaré, con este post, dejarlo un poquito mas claro sin enrollarme demasiado que no quiero aburriros ni perderos en un maremágnum de conceptos. 


1.  LEVADURA NATURAL:

Como su propio nombre indica hablamos de una levadura con vida. Sí, la levadura es microorganismo vivo y, como tal, se alimenta, se desarrolla y suelta gases. Eso es lo que hace cuando se mezcla con harina y agua, comer y desarrollarse. Por eso cuando hacemos pan vemos ese proceso de levado o leudado (ambos vocablos son correctos para citar ese proceso)

¿En qué formatos encontramos la levadura Natural?

La podemos encontrar fresca. Se encuentra en hornos de panadería donde nos os aconsejo comprarla porque la tienen en bloques grandes y cortan un trozo que, obviamente, estará contaminado con la harina de trigo que utilizan en dichos hornos. Lo mejor es comprarla envasada desde la fábrica en pequeñas porciones como la que se muestra a la izquierda de este texto. La ventaja de usar levadura natural o fresca es que obtenemos un pan con mejor sabor. La desventaja es que caduca en pocos días y varía el resultado de su utilización según su frescura.

También podemos encontrarla deshidratada. Es la misma levadura que la anterior pero ha sido sometida a un proceso de deshidratación. Cuando  recibe hidratación (la mezclamos con agua) vuelve a su estado natural de funcionamiento, que ya os he dicho antes, el de microorganismo que se alimenta. Tiene la ventaja de que tiene un largo tiempo de caducidad y resultados de su utilización son mucho mas estables. La desventaja es que aporta menos sabor que la natural aunque cada vez las están produciendo con mayor calidad.

Estas levaduras nos están llegando, al menos en España, con muy buen estado de calidad y funcionan perfectamente utilizándolas directamente. Sin embargo, cuánto mas tiempo se mantiene con vida una levadura alimentándola se portará mucho mejor y nos dará panes con mejor sabor. De ahí viene lo que se denomina la masa madre. La masa madre es una masa con levadura que está siendo alimentada y manteniéndose en el tiempo. En casos como en la tahona de mi pueblo... ¡¡años!! 

Sé que tener masa madre en casa con las vidas tan ajetreadas que tenemos no es muy fácil pero si quiereis podéis leer el post sobre Prefermentos que os ayudará mucho.


2. LEVADURA QUIMICA


No son organismos vivos. Son productos químicos. Por tanto, no tiene ningún sentido hacer levado o leudado con este producto porque aquí no hay nada con vida que se alimente y haga crecer la masa.
¿A qué ya vais teniendo clara la diferencia?

Bueno y ya que sabemos que la levadura química es química pura pues vamos a ver de qué se compone.

Todas y en cualquier formato que la compréis se compone de dos elementos:


  • Una base: Bicarbonato
  • Un ácido: puede ser ácido málico (de la manzana), ácido cítrico (del limón), o ácido tartárico (de la uva)


Dependiendo de como están dispuestos estos dos elementos variará el formato de venta que son los siguientes:


Si lo compramos en formato de sobre doble, como en el ejemplo, significa que en un sobre está el bicarbonato y en otro el ácido. Los sobres están diferenciados normalmente porque son de distinto color. Cuando juntamos la base y el ácido se produce un efecto rapídísimo, la masa sube muy rápido y hay que hornear rápidamente.









El otro formato es cuando lo encontramos en sobres individuales o en un único bote. Y.... ¿Entonces? Acabamos de ver justo en el punto anterior que cuando se junta la base con el ácido la reacción es inmediata ¿Cómo mantenerlos juntos?. Pues en estas preparaciones siempre hay añadido un almidón que separa ambos componentes y, además, consigue hacer un efecto retardante para que la subida de la masa no se produzca inmediatamente sino una vez llegada la masa al horno. Por eso, a este preparado, se le llama en muchos sitios Polvo de Hornear 







¿Son aptas todas estas presentaciones que estamos viendo?

Con lo que hemos aprendido hasta aquí creo que se puede deducir fácilmente

Levadura natural: Lo que es el microorganismo en sí es apto para celíacos siempre. Lo que ocurre es que para poderlo mantener vivo mas tiempo en el mercado (alargar su caducidad) puede estar mezclado con algún tipo de harina y por eso debemos conocer cuál utilizar. En España como levadura fresca estamos comprando marca L'Hirondelle y con la deshidratada hay que leer el envase. Yo encuentro fácilmente de Maicena (desde hace poco está etiquetada como sin gluten), Schar y Adpan.


Levadura química separada en dos sobres: Es apta para celíacos de cualquier marca.

Polvo de Hornear: Hay que leer en el envase si el almidón que utilizan para separar el ácido de la base puedes consumirlo. Normalmente es maíz y por tanto los celíacos pueden consumirlo pero entenderéis que si alguien tiene problemas con el maíz (que lamentablemente los hay) pues tienen que descartar este producto.




¿Dónde y cómo utilizamos cada una?

Levadura natural: 

  • Se utiliza para pan y bollería (donuts y brioches)
  • Necesita tiempo y, además, un tiempo impreciso. Como microorganismo vivo que es pues no siempre tiene la misma hambre y le apetece igualmente lo que le damos de comer (harinas diferentes). Así que simplemente, dale un lugar cálido y el tiempo que necesite.
  • Es mejor menos que mas. Si echamos menos pues no se quedará sin comida y estará constantemente creciendo y madurando nuestro pan. Si echamos de mas habrá parte de la levadura que no haya evolucionado comiendo porque no hay para todos y se convierte en un pan difícil de digerir.


Levadura química:

  • Para repostería.
  • Debe utilizarse para preparados sin levados o leudados. Produce la reacción rápidamente y se escapa el gas sin mas.
  • Si usas la que está separada en dos sobres mas vale que tengas el horno precalentado antes de hacer la mezcla e introducirlo inmediatamente. Yo estoy utilizando este producto cuando hago cositas en microondas.
  • Si quieres que el bizcocho tenga una subida en el horno mas uniforme tendrás que utilizar el gasificante que te presenté en segunda opción. 



¿Os he ayudado con este desglose que he hecho? Cualquier duda me decís ¿De acuerdo?

Lourdes
Seguir leyendo

lunes, septiembre 07, 2015

Berenjena con pollo marinado

Para mis hijos es una forma de disimular la verdura con un buen toque de carne pero, para mí, es disimular el pollo, que me gusta mas bien poco, con la verdura. Qué cosas ¿eh?

Yo que habré dicho mas de una vez, en este blog, que a mi me gusta todo pues, me acabo de dar cuenta que, debo rectificar y digo que a mí me gusta todo lo que esté bien cocinado.



Y ¿cómo darle sabor diferente a algo que no gusta mucho? Pues macerando con ingredientes de extraordinaria calidad que tenemos de la tierra y qué mejor que un buen Aove y un buen pimentón. ¡Ah! Y un buen orégano de la Sierra que, por cierto, está prohibido cogerlo para protegerlo así que he tenido que pedirlo a un lugareño de Montánchez que lo tiene en su huerto.

Ingredientes para maceración:

Pechuga de pollo
Pimentón de La Vera Agridulce
Sal
Aove (aceite de oliva virgen extra)
Sal
Orégano de la Sierra de Montánchez.

Preparación:

Partir las pechugas en dos mitades a lo largo y poner a macerar con los ingredientes indicados durante 24 horas en la nevera.


Preparación de los rollitos:

Ingredientes:

2 berenjenas
Pollo macerado
1 puerro
Aove para rehogar
sal y pimienta

Preparación:

1. Cortar la berenjena en láminas finas, salar y reposar unos minutos para que suelten su agua. Después cocinar a la plancha y reservar.

2. Trocear el pollo muy pequeño, trocear también la berenjena sobrante que no se ha podido hacer láminas y trocear el puerro.

3. Echar en una sartén a rehogar primero el puerro y la berenjena. Cuando veamos que van tomando color añadir el pollo y hacerlo todo junto durante unos 6 minutos.

4. Formar los rollitos de berenjena rellenos de esta preparación y disponerlos en una fuente.



Preparación de la salsa de acompañamiento:

Ingredientes:

6 tomates
1 puerro
Pimentón de la Vera dulce.
Aove
Sal

Preparación:

Rallar los tomates y desechar la piel.

Rehogar en una sartén con aceite el puerro troceado y después añadir el tomate rallado. Cocinar a fuego lento. Salpimentar y añadir un poquito de pimentón que le dará un buen aroma.

Echar sobre los pollitos que se calentarán un poquito en el microondas para servir o en el horno si lo preferís.

Servir con queso rallado.




Espero que os guste,

Lourdes
Seguir leyendo

jueves, septiembre 03, 2015

Fettuccine #singluten con almejas

Qué tendrá la pasta que le gusta tanto a mis hijo mayor. Recuerdo que estuvimos 15 días en Italia y fue super feliz porque todos los días la comía. 

El pobre lloró mucho cuando supo que su hermanita no podría comerla como él y se ofuscaba cuando probaba la sin gluten... era mala... mala. De tal manera que le hacía a él su pasta glutenera y a la niña le hacía otra cosa, no pasta que, repito, era mala y me negaba a que la pobre, encima de celíaca tuviera que comer "aquello". 

Pero, afortunadamente, han ido evolucionando y poco a poco hemos ido haciendo desaparecer la "conglu" de casa sustituyéndola por buenas pastas sin gluten elegidas por nuestro particular experto y cocinándola para todos... ¡¡qué gusto!! Gusto para mí que cocino lo mismo para todos y gusto de verlos disfrutar por igual de un plato. Cada uno tiene su pan y él, por propio instinto, parte su pan fuera de la mesa pero... eso no importa nada... ¡en el plato tienen lo mismo y está buenísimo!



Ahora mismo seguimos descartado algunas marcas de pasta sin gluten pero ya son varias las que nos convencen y veo como día a día tenemos mas opciones en el mercado.

Creo que cualquiera de los que lleven unos años en el mundo sin gluten sabe que no solo hablo de sabor sino también de textura. Recuerdo que antes ¡se hacían puré! Y, en cambio ahora, mirad...



Ingredientes:

Fetuccine sin gluten de San Mills
1 puerro
2 dientes de ajo
3 tomates grandes bien rojos
1 cucharadita de pimentón agridulce de La Vera
 sal
1/2 kg. de almejas


Preparación:

1. Poner una olla grande con agua a cocer en el fuego. Es importante agua abundante para que cueza bien la pasta. Cuando hierve el agua echar la sal y los espaguetis. Removed y mantener 8 minutos.

2. Poner las almejas en un cuenco con agua, un poco de sal y un chorretín de vinagre para que suelten tierra.

3. En una sartén grande ponerla en otro fuego y echar aceite hasta cubrir el fondo. Echar el puerro troceado y el ajo a rehogar.

4. Mientras, rallar el tomate con un rallador y desechar la piel. Añadir el tomate a la sartén.

5. Cuando el tomate esté frito, echar una cucharada de pimentón, las almejas escurridas y limpias, remover y tapar con una tapa. En un minutillo habrán abierto las almejas.

6. Escurrid los fettuccine que ya estarán hechos y añadir a la sartén. Remover bien para que se mezclen los sabores.




Espero que os guste,

Lourdes
Seguir leyendo

Perfiles sociales

Twitter Facebook Google Plus Pinterest Siguenos en Blogger Sigueme en YouTube Email

Sobre mí

Páginas vistas en total

Blog Solidario con:

Recomendación semanal

Batido de helado

Recibe actualizaciones en tu mail

Google+ Followers

Happy de Pharrell Williams. Celiacos Felices

Archivo del blog

Mi logo

Mi logo
Diseño de Lourdes Santos Suero. Con la tecnología de Blogger.

Antes: La cocina de Pikerita

Creative Commons License
Licencia Pikerita's Way

..

Gastroblogs

Gastroblogs

Los mejores dulces sin gluten AQUÍ

Blogs España

Blogger templates

Copyright © Pikerita's way | Powered by Blogger
Design by Lizard Themes | Blogger Theme by Lasantha - PremiumBloggerTemplates.com